martes, 2 de septiembre de 2008

Tiempos Dificiles


Aquí estoy de regreso después de un mes de ausencia, desgraciadamente mis motivos no fue precisamente presiones de la escuela o trabajo, no, desgraciadamente ahora la razón fueron motivos familiares muy fuertes. Confieso que aun así tenia mucho tiempo libre para hacer post absurdos para matar el tiempo, pero es que… cuando uno no esta bien anímicamente no hay humor para hacer cosas que comparadas con tu problema, no tienen la mas mínima importancia.

Desgraciadamente nuestro abuelo tan querido "Mati" cayo en una enfermedad normal como lo es una simple ulcera hasta llegar a complicaciones muy graves, durante tres semanas llenas de esperanzas y desesperanzas de parte de su familia que estuvo al pendiente de su salud, Finalmente el primero de septiembre pasado falleció a las 2 a.m. a la edad de 74 años de edad, José Maltide González Reyes padre de 5 hijos, parte a la presencia de Dios.

Es curioso pensar como muchas veces tendemos a ser las personas, en mi caso desde que mi abuelo ingreso al hospital no me di el tiempo para ir a visitarlo con la absurda excusa de "en menos de una semana sale, mejor lo visitare en su casa" , hasta que llega el momento en que las cosas se tornan inestables y es ahí cuando sacamos lo mejor de nosotros y deseamos hacer las cosas que no hemos sido capaces.

Sabemos que la vida sigue su curso y que ellos están en un lugar mejor o tal vez el típico consuelo de "ya vivió lo que tenia que vivir" o "ahora descansa en paz" pero... ahh como duele la separación, tan dolorosa como inesperada fue, pero, es mas que nada para recordarnos que no estamos exentos de la desgracia, se que mi abuelo era un hombre de edad, pero a lo que me refiero es que llego cuando menos estabamos preparados.

Con este post no quiero verme tal vez un poco exagerado, pero la verdad era muy querido por nosotros, muchas veces la frase de ‘querer’ a un ser querido se vuelve una costumbre vacía que se hace solo por tradición o por lazos sanguíneos. En el caso de mi abuelo no, el como persona era un hombre honesto y derecho, no le gustaba abusar de la confianza de los demás, un verdadero hombre de bien. No hablo bien de el solo porque haya muerto, con mi abuelo no hay necesidad de tener que verlos morir para buscar su cualidades, el era un buen hombre.

Como abuelo no tengo mas que agradecerle el amor que nos dio, nunca hizo distinción de ninguno de sus nietos, a todos sean grandes o chicos trato igual, y fue el abuelito amoroso que un niño debe tener.

Duele haberlo perdido es verdad, todo fue tan repentino, un hombre de edad mas no un anciano, que aun tenia 10 o 15 años mas por delante, que pasamos de saber que esta trabajando en el campo como siempre lo hacia a en tres semanas asimilar que nunca mas lo volverás a ver, es triste y difícil de acostumbrarse, pero, gracias a Dios que le dio tiempo de ponerse a cuentas con el, y así pudiera arrepentirse.

Ahora tenemos la certeza que el esta con Dios y que el ya la libró, finalmente termino la carrera y peleo la buena batalla, recordaremos siempre con mucho amor a nuestro abuelito querido.

Sabemos que descansa en paz mi güelito

6 Opiniones Cubicas:

Eduardo Guevara dijo...

Ahora descansa. Te doy mi pesame, aqui desde Costa Rica. No es por comparar, pues cada familia es un mundo, pero hace un par de meses perdi a mi abuela, y no pude despedirme ni nada...

solo deseaba compartir.
buena suerte con todo.

El TITO dijo...

Chale bro, pues a seguirle. Yo ya perdí a mis abuelos y creo que la mejor forma de recordarlos es honrar su memoria con mis actos, al menos eso me ayuda, además de que creo que siempre están conmigo. Ya lo que te venía a decir, como bien lo comentas, no tiene la mínima importancia. Fuerza y que el dolor pase rápido

Victor Montufar dijo...

Pues nada, que te doy mi pèsame sincero desde la Ciudad de México. Sabes, mi abuelo tiene cuatro años, y ya va para el quinto, en cama. La vida nos dio un cambio brutal. Estábamos tan acostumbrados a verlo siempre activo, trabajando, y de repente una serie de infartos cerebrales, conjugados con diabetes, y por consecuencia la amputación de sus dos piernas lo tienen atado a una cama. Habla muy poco, hay días que ya no conoce ni siquiera a su esposa, o sea mi abuela, y menos a sus hijos. Yo sé que cada quien vive su luto de una forma, pero para nosotros como familia han sido años terribles, de una profunda tristeza. Lo que quiero decirte es que tu abuelito no sufrió mucho tiempo postrado a una cama y quizá ese sea un consuelo, pero el saberlo en otro lugar, que esté bien y recordarlo como era, creo que nos dará una sonrisa y será la mejor forma de honrar su memoria. Vic,

Necrocarlos dijo...

gracias a todos por tomarse la molestia del paseme, muchas gracias... y aqui estamos, echandole ganas, que yo se que nuestra tristeza no es ni una cuarta parte que la de sus hijos y menos la de mi abuela, pero igual es muy feo pensar en lo que fue y no sera, es dificil ver al frente, pero el tiempo y la fe en Dios haran lo suyo.

Saludos!!

Anónimo dijo...

Mijo es trizte esto pero un hombre como mi abuelo ejemplar no puede pasar de largo! Se que nos duele teribblemente pero ahi que seguir adelante el ya esta con DIOS ahora nos falata a nosotros hecharle ganas y pa delante con CRISTO!
DIOS NOS A DE AYUDAR!-Damarys

Migdal dijo...

hola carlos!!
k tristeza lo del tio matilde (tu abue)
pues yo estaba en tula cuando me avisaron y por el trabajo pos no pude ir :(

weno cuidate mucho!!
y luego nos vemos cuando vallas a la casa!!!

E L C U B O © 2008 Template by:
SkinCorner